PREMIER 12, EL SUEÑO INALCANZABLE

Logo Premier 12
Foto: Wikipedia

El Premier 12 nos dejó un sabor amargo.Hoy hablar de béisbol en Cuba es complicado y difícil, pero necesario. Uno necesita desahogarse aunque sea depositar dinero en saco roto.

La pelota como le decimos muchos de los cubanos a nuestro pasatiempo  o tormento nacional, hace ya mucho tiempo que dejó de ser la disciplina que nos hacía disfrutar momentos agradables y emociones a chorro. Hoy se ha convertido en todo un dolor de cabeza y un sufrimiento para nuestro pueblo.

¿Qué ha ocurrido? Cómo llegamos a esta situación?

Lo cierto es que a la situación actual de nuestro béisbol no se llega de la noche a la mañana. Ha sido un proceso gradual de deterioro ante la mirada impasible, indolente o tal vez la incapacidad de nuestros directivos con Higinio Vélez a la cabeza. Por vergüenza, si es que la tiene, debía separarse de todo aquello que huela a béisbol en este planeta.

Ya nadie confía en las palabras de directivos y entrenadores. De hecho en encuestas realizadas en la internet, se denota con la votación de los participantes. que nuestro pueblo no espera nada bueno de nuestros jugadores. Muy pocos daban a nuestro equipo como parte del grupo que pasaría a la segunda ronda y nadie lo daba como finalista.

Ver a un Miguel Borroto (director del equipo) hablar con ese falso optimismo durante la preparación de los peloteros cubanos y los topes daba gracia. Era como si fuera un entrenador sacado de contexto que hablaba como si dirigiera a Japón o Corea. ¿En qué realidad estaba él? Incluso  cuando Venezuela nos cayó a palos él estaba contento porque los muchachos habían bateado y hecho 6 carreras.El equipo nacional no se puede comparar a las categorías inferiores que él está acostumbrado a dirigir. A este nivel hay más paridad en la arena internacional. Tampoco es el equipo de Camagüey que él dirige con aparente buenos resultados este año en la liga de trapo cubana.

Ya está bueno de escoger como director del equipo nacional al que mejor lo haga en la serie nacional, eso es un error. Si lo que quieren es recompensarlo con un viaje por haber ganado, mándenlo con todos los gastos pagos a un hotel en Bahamas. Con esto el asunto queda resuelto porque el cubano tiene hambre de poder viajar.

Tomar ejemplo del fútbol.

El seleccionador nacional de fútbol no es director de ningún equipo de la liga,es un tipo con amplios conocimientos,con resultados como director pero desvinculado en ese momento de toda actividad doméstica.Esto le da tiempo para estudiar a cada equipo de la liga, escoger a los jugadores que  necesita según la estrategia que quiera realizar. Le permite además estudiar a los rivales, sus virtudes y defectos.

En el béisbol al director lo escogen por los resultados en ese momento y de corre corre. Tiene que armar una alineación,sin conocer al detalle las virtudes y defectos de sus jugadores. Muchas veces ni los escoge él. Tiene un desconocimiento total de los jugadores de los planteles a los cuales se tiene que enfrentar, así nadie puede ganar.

Hoy por hoy ningún manager cubano sabe jugar torneos cortos. Muchos de los errores que cometen en estos certámenes son causados porque no logran quitar de su mentalidad estratégica estos prolongados torneos que están acostumbrados a jugar.

Borroto jugó el Premier como si fuera a 45 juegos guardando a los jugadores de la banca para la segunda etapa. Apenas movió la alineación esperando un milagro de los peloteros que juegan en Japón. Los japoneses más allá de venir cansados porque en Japón se juega un campeonato extenso,se veían poco motivados e inspirados.

Algunas causas de la mala actuación en el béisbol.

Escuché a Frangel Reinaldo,todo un conocedor del béisbol, decir algo. No lo voy a expresar con sus propias palabras y le voy a añadir algo de mi cosecha porque es una verdad más grande que una casa. Esta generación de peloteros cubanos es una generación perdida, porque llegaron al más alto nivel de nuestro béisbol con deformaciones en todos los sentidos.

Si a eso le sumamos que esas deformaciones fueron el resultado de la mala calidad de nuestros entrenadores en la base, no se puede esperar nada bueno.Mientras esté esta generación no ganaremos nada en la arena internacional. Para colmo han adquirido una mentalidad de perdedores difícil de poder tratar por cualquier psicólogo.

No hay un juego alegre y se nota las caras largas y serias en el banco de Cuba. No hay disfrute y cuando esto no ocurre el juego no fluye y de esa mentalidad colectiva se contagia el pelotero que venga hasta de las ligas mayores norteamericanas. Es un slump colectivo que ya lleva años.

El pase a la segunda ronda del Premier 12

Tuvimos el pase a segunda ronda en las manos y Australia nos lo sirvió en bandeja. ¿Qué hicimos? Lo dejamos escapar. En honor a la verdad nosotros perdimos esa clasificación al caer frente a Canadá que era un equipo más asequible que Corea.Igual que el primer juego que perdimos en los Panamericanos frente a Colombia que después nos costó la clasificación 

Si a eso le sumamos que pocos de nuestros comentaristas son tan críticos como Pavel Otero. La mayoría de dedica a la adulonería barata. Dan opiniones que no aportan nada y tienen miedo a decir públicamente lo que piensan por no buscarse problemas como Rodolfo García. Entonces no hay un ser que aporte una solución dentro de la amplia familia beisbolera.

Un capítulo aparte merecen nuestros árbitros, mal preparados y con una zona de strike dispar que es para volver loco al mejor de los pitcher. Ni que hablar de sus decisiones cuestionables en cada partido.

Participación del béisbol cubano a los juegos olímpicos. 

Adelanté en un artículo anterior que Cuba no clasificaría para los Juegos Olímpicos, pero lo que en su momento fue una premonición hoy es casi una realidad. El Premier 12 concederá dos plazas para los juegos olímpicos de Tokio, ninguna será para Cuba.

Nuestra participación a las olimpíadas se hace difícil viendo a los equipos que se quedaron fuera de la clasificación por la parte de América. Estos equipos participarán a un torneo preolímpico en marzo buscando un cupo a las olimpíadas. Creo que es una misión imposible para Cuba.La solución es traer a todos los que tenemos militando en la MLB y buscar un manager cubano de allí mismo ,entonces si podemos soñar con ganarle a cualquiera. Bueno esto último es el sueño de lo imposible.

Deja un comentario