Médico cubano muere repentinamente en el aeropuerto de París.

 

médico cubano muere en Parìs
Foto: Diario de Cuba

Un médico cubano muere el 11 de septiembre en el aeropuerto de París.  Se trata del médico Juan Manuel Obana Borges. Su cuerpo fue encontrado en el baño del aeropuerto mientras hacía escala en París donde pretendía pedir asilo después de haber sido expulsado de la misión en Mauritania.

Juan Manuel  tenía 47 años y trabajaba como médico de terapia intensiva y medicina interna. Fue expulsado de la misión por diferencias con el director del hospital donde trabajaba. Familiares del difunto informaron a Diario de Cuba que tuvo problemas con el director del hospital por ingresar a una embarazada con un tromboembolismo pulmonar en terapia intensiva. 

El familiar dijo que el director del hospital le exigió que le diera el alta a la paciente, algo a lo que Juan Manuel se negó. Al día siguiente, le exigió que la trasladara a un hospital a 300km, cosa a la cual también Juan Manuel se opuso» «Borges respondió al director del hospital que el alta o el traslado de la paciente los diera él mismo».

Expulsión de la misión de Mauritania 

A raíz de este problema la jefa de la brigada médica cubana en Mauritania, que ya había tenido problemas con Borges, lo expulsó. En el aeropuerto de París al parecer tuvo un infarto que lo hizo perder el avión y después un segundo que le quitó la vida. Entre sus amigos circulan versiones sobre la causa de su repentina muerte. Al parecer había contactado a alguien en París para salir del aeropuerto y pedir asilo. Otras fuentes informan que había pedido asilo pero se lo denegaron.

La familia no estaba al tanto de las intenciones del galeno en París y desea que se aclare lo sucedido.

En otro artículo de este blog publicamos la denuncia de una enfermera que había terminado la misión en Mauritania y que contaba el trato inhumano que se les daba a los pacientes que no tenían dinero. Relataba también los malos tratos de la jefa de la brigada médica cubana a sus colegas y las vejaciones a las que era sometido el personal médico cubano. 

Son varios los casos de médicos cubanos que cumplen misión y pierden la vida repentinamente.  Cumplir misión se ha convertido en una pesadilla. Los galenos trabajan muchas horas al día, ganan poco, tienen que soportar los malos humores de los jefes de misión y viven situaciones de peligro en algunos países. No hay que sorprenderse si alguno decide no regresar a Cuba. 

 

Deja un comentario