HUMOR CON CENSURA ¿ UN PASO ATRÁS?

emoji, humorMucho ha cambiado el humor en los últimos años en nuestro país,de hecho ahora se ve un poco más de crítica social en los escasos programas humorísticos de la televisión cubana,pero no todos ven esto con buenos ojos y quieren regresar al pasado de desaprobación y censura de todo guìon humorístico que pase por la tv. Así lo muestra el artículo del 8 de agosto del periodista Miguel Cruz Suárez.

Voy a citar textualmente algunas partes del artículo:

El humor criollo, el costumbrismo y el teatro vernáculo, siempre se han nutrido de todas las facetas de la vida política y social cubana, pero de esto a convertir en comodín humorístico (a veces no tan humorístico) todo cuanto «huela» a institucionalidad creo que es demasiado hiriente para miles de personas que asumen con mucho sacrificio aquellas tareas que, por lo general, nunca quieren ser tomadas por los más críticos.

El personaje oficial, el cuadro político, el simple dirigente del barrio, el que alguna vez dirigió y ya no lo hace, e incluso los miembros de las instituciones del orden o la legalidad, se han convertido en blanco predilecto a la hora de armar los personajes más ridículos o los que asumen roles negativos en no pocas producciones audiovisuales (humorísticas o no) de los últimos tiempos.

Entonces me pregunto: ¿por qué no reírse un poco más del maceta, del que roba, del contrarrevolucionario, del que nos agrede y bloquea, del que hace de la sociedad un espacio carente de disciplina, del simulador, del vago y hasta de los seudoartistas o seudointelectuales?

Comentarios de algunos humoristas

Ulises Toirac«el público orienta su sentido del humor (tipo, nivel intelectual, agudeza) según la realidad histórico-concreta que vive». Ademàs apela a la «pluralidad» para defender que haya chistes que resulten del gusto de unos y no de otros.

Marcos Garcìa Rodrìguez(el hijo de Teresa): Este humorista aclaró que intentó expresar su opinión en la página del medio estatal, pero nunca fue aprobada. El  ABC de la comedia es algo creíble y que «otra cosa es que a esos dirigentes que se ven retratados en la televisión les sirva el sayo que se muestra y se sientan aludidos».

Otto Ortiz  escribió su Facebook que «si Granma tuvo la osadía de publicar un artículo juzgando el humor cubano, debería, por ética, publicar algunas de las respuestas que han surgido».

Jorge Fernàndez(escritor y humorista):en Cuba «ya las restricciones respecto al humor son «de león pa mono»: menos programas humorísticos televisivos y radiofónicos, menos publicaciones, cero grafitis… Por restringir ya no tenemos ni caricaturas de los que gobiernan, una tradición que existió en Cuba desde la colonia».

Nuestra respuesta al artículo

A modo de resumen le puedo decir a este periodista que al parecer es bastante joven,que sobran los programas humorísticos,películas y espectáculos donde los macetas,los vagos y los “contrarrevolucionarios” son el blanco de la mofa a lo largo de 60 años.

Que hay líderes y dirigentes honrados en nuestro país no me cabe la menor duda,pero ¿son mayoría?Lo dudo, de ahí que sean blanco cada vez más creciente de los humoristas.

La tolerancia en los medios radio-televisivos no ha sido nunca política del gobierno cubano en estos 60 años,todo lo contrario.La costumbre siempre ha sido barrer la basura debajo de la cama y dar una imagen de perfección inexistente para todo aquel que se considere humano.

Si vivir del cuento ha sobrevivido a pesar de todas las críticas sociales cada vez más atrevidas,es porque el ex-presidente Barack Obama lo convirtió en un programa de conocimiento mundial,de lo contrario ya tendría su acta de defunción.

En cuanto Otto Ortiz que logro colar un programa suyo este verano en la televisión,mi socio es triste pero lo que dice el instinto de conservación usado por el cubano hasta ahora era haberse callado.Tú optaste por hablar y ante tu actitud me quito el sombrero.

 

Deja un comentario