DECRETO 389.EL GRAN HERMANO ACECHA

Como en  la novela política de ficción  del inglés George Orwell, se nos presenta el decreto 389, la vigilancia omnipresente del estado en todo lo que hacemos. Decreto 389

La justificación

POR CUANTO: Es necesario reforzar el ordenamiento penal interno, en lo pertinente a lo prescrito en los tratados internacionales en vigor para el país con el objetivo de elevar la efectividad en la prevención y enfrentamiento a los delitos de lavado de activos y financiamiento al terrorismo, en defensa de los intereses nacionales, en especial, impedir la utilización del territorio nacional para esos fines, fortalecer la cooperación con la comunidad internacional en la lucha contra estos flagelos y codificar la aplicación de las técnicas especiales de investigación, en correspondencia con los postulados refrendados en la Constitución de la República, promulgada el 10 de abril de 2019.

Uno de los métodos

“CAPÍTULO II

DE LAS TÉCNICAS ESPECIALES DE INVESTIGACIÓN

  1. Se considera vigilancia electrónica o de otro tipo aquella en la que se utilizan medios cuya aplicación proporciona la escucha y grabación de voces, localización y seguimiento, fijaciones fotográficas y filmación de imágenes, intervención de las comunicaciones de cualquier tipo, acceso a sistemas computarizados y otros recursos técnicos que permitan conocer y demostrar el hecho delictivo.
  1. El Ministerio del Interior garantiza la confidencialidad de las informaciones obtenidas mediante el empleo de esta técnica; las que no guarden relación con el delito investigado no pueden ser divulgadas y serán destruidas inmediatamente.

Las conversaciones entre el imputado y su defensor no pueden ser objeto de aplicación de esta técnica.

El verdadero objetivo del decreto 389.

Puesta en el tapete la información vamos a los hechos. Indudablemente si uno va a las justificaciones que esgrime el decreto algo hay que hacer para que estos flagelos que azotan muchos países no se empoderen en el nuestro.En honor a la verdad Cuba no es un país muy apetecible para los malhechores que cometen estos delitos, por lo que la reacción del estado es exagerada. A no ser que quieran solapar con esta excusa el hecho de vigilar a todo lo que huela a oposición o personas que no estén alineadas con el sistema.

Esta medida se presta al uso y abuso de la misma por parte de los órganos del interior que van a echar mano de este tipo de técnica de vigilancia de forma desmedida contra cualquier ciudadano que se exprese libremente.

Estoy convencido que Cuba no salió al ciberespacio desprovista e indefensa, de lo contrario hoy el pueblo no tendría internet. Me imagino que con los talentos salidos de la Universidad de las Ciencias Informáticas tienen que haber creado una plataforma al estilo Eschelon para monitorear todo el tráfico de red que entra y sale del paìs. Solo faltaba darle viso legal al monstruo y encontrar una justificación adecuada, ya la tienen.

El tiempo dirá si me equivoco o no, si estamos en presencia de una policía del pensamiento y el libre pensante será acusado de crimental.

Deja un comentario