Chistes cubanos parte 3

Chistes cubanos 3 parte
Foto: beisbolencuba.com

Los Tiburones

Esto eran tres tiburones amigos que se ponen de acuerdo para irse de vacaciones por una semana  y acuerdan encontrarse allì pasado ese tiempo. Cada uno coge una camino diferente. A la semana llega el primer tiburón despuès llega el segundo. El primero le pregunta: ¿Dónde fuiste que estas tan colorado y gordo? Bueno,yo fui a Acapulco y me comí a unos mexicanos en la playa que estaban enchilados. ¿Y tú? Bueno yo fui a Hawai y me comí a unas hawaianas deliciosas. En ese momento llega el tercer tiburón todo desbaratado, le faltaba la mitad de la cola la aleta superior estaba todo mordisqueado. Le preguntan: ¿Qué te pasó? Casi sin poder hablar dice: Bueno a mi se me ocurrió ir a Cuba y todo iba bien, yo entraba por la Bahía de la Habana tranquilo hasta que una vieja de mierda que estaba sentada en el malecón me vio y grito ¡Allá Viene el Pescado!

La cola

En una larga cola en una bodega en Cuba para comprar huevos. 
Un viejo, malhumorado por la espera, comenta en alta voz :
-Llevo ya tres horas en la cola, y todavía no me han tocado los huevos.
Una mulata escultural que esta cerca, respondió al comentario : 
– Dichoso de usted, mi viejo; yo llevo quince minutos, y ya me han tocado el culo tres veces!! 

Pinareños

Un pinareño encuentra un espejito en la calle, se queda mirándolo y lo que ve lógicamente, es su reflejo. Pero dice:
– Este tipo yo lo he visto en algún lado, pero no recuerdo donde.
Guarda el espejo en su bolsillo y sigue para su casa.
Al entrar a bañarse su mujer recoge la ropa para lavarla y encuentra el espejito en el pantalón.
Se queda mirándolo y dice:
– ¡Mira que descarado, la foto que tenía escondida!
– Sabía que me estaba engañando y no me duele tanto, sino la cara de puta que tiene la desgraciada.

Tontos

La mamá va a recoger su hija en casa de una señora que se la cuida, pero se da cuenta que la niña en el coche no es la suya.
– ¡Donde está mi hija? ¿Quién es este bebe? ¡Respóndame! 
– ¡Ay señora! Usted me dijo antes de irse que si la niña se ensuciaba, la cambiara.

 

 

Suena el teléfono en casa de Pepe.
– ¡Hola, Pepe! ¿Te acuerdas de mí? 
– Espera un momentico que me ponga las gafas.

 

Dos tontos se encuentran en un camino, uno lleva una bolsa al hombro.
– ¿Qué tienes en la bolsa? – pregunta el otro.
– Pollos.
– Si adivino cuántos llevas, ¿me puedo quedar con uno?
– Si adivinas, te puedes quedar con los dos.
– Bueno, llevas…cinco.

 

Más chistes

Deja un comentario